Es increíble ver como con nada, lo tienen todo. Como, sin tener expectativas de futuro, son felices. No miran ni el pasado ni el futuro, viven el presente.  Cada día es una oportunidad que les da la vida, para vivir. Y cada oportunidad la viven al máximo, intentando ser mejores cada día, mejores personas.

En cambio nosotros, solo miramos hacia el futuro, en qué me convertiré cuando sea más mayor. Planificando la vida, mientras esta pasa…

Y nos pasamos los días compitiendo con los demás para ser mejores, mejores laboralmente.

Cuando recibimos o conseguimos algo, lo hacemos nuestro y de nadie más. A ellos, les dan una mísera manzana, y la guardan para poder compartirla con toda su familia. Me impactó ver bicicletas por todas partes sin candado, eso aquí es impensable! Envidio no su forma de vivir, pero sí su forma de pensar.

Y ojalá mucha gente tenga la oportunidad de vivir esta experiencia para darse cuenta de lo que en realidad importa, que es ser feliz, y valorar mucho más lo que tenemos, que no es poco.

PD: Todo el mundo trata de realizar algo grande, sin darse cuenta de que la vida se compone de cosas pequeñas. Anímate a aportar tu granito de arena!
Gracias por todo!
Un saludo,

¡Subscríbete!

Subscríbete a nuestra lista de distribución para conocer todas nuestras actividades

Revisa la bandeja de entrada de tu correo electrónico. Hemos enviado un email para que confirmes tu subscripción.